Nuestra industria está fuera del juego geopolítico de los precios petroleros

Horacio Silva: “Es falso que el complejo está operativo al 100%, deberíamos estar refinando 140 mil barriles diarios de gasolina con las condiciones operacionales adversas solo llegariamos a 40mil”.

En la refinería “El Palito”, ubicada en Puerto Cabello, Edo. Carabobo, tendrán que hacer un gran esfuerzo, para producir los aditivos para procesar la gasolina que requiere el país

“Llegaron de México 3 millones de litros de gasolina. A escala mundial estamos en presencia de un excedente petrolero, las estimaciones proyectan en los 15 millones de barriles en el mercado, esto incide negativamente en el desplome de los precios”

T/Yahvé Álvarez
Yahvealvarez1@gmail.com
F/Archivo
Caracas

El Técnico en Instrumento de Control, representante gremial de la columna obrera del movimiento REDES en la refinería El Palito de la industria petrolera (Pdvsa), Horacio Silva; en medio de la pandemia que vive el mundo y cumpliendo la quinta semana de cuarentena voluntaria en Venezuela, desde los argumentos estrictamente técnicos y con más de veinte años de servicio en la industria, interpreta de forma analítica las causas y los efectos de los que él denomina “el desmoronamiento de la industria petrolera venezolana” en medio del “peor desabastecimiento de gasolina experimentado en la historia republicana del país”.
“Ahora estamos refinando realmente 80 mil barriles diarios de crudo de los cuales se procesan 7 mil diarios de gasolina reformada, es falso que el complejo El Palito está operativo al 100%”, faltanrian resolves varios escollos operacionales para poder llegar a la meta, así lo denuncia Silva.
Sobre esta realidad, Silva argumentó que: “Realmente no estamos operativos al 100%, porque en el complejo refinador, tiene limitaciones operacionales para obtener los aditivos mínimos para producir la gasolina que requiere el consumo interno del país, donde es bueno recordar, que nuestro consumo de gasolina antes de la pandemia del Covid-19, era de 300 mil barriles diarios de gasolina, ahora, en la quinta semana de cuarentena, el consumo de gasolina se estima en 120 mil barriles diarios”.
“El gobierno está vendiendo la idea que ya está resuelto el tema del desabastecimiento en gasolina, pero la realidad ofrece una panorámica distinta. En el Complejo Refinador del El Palito, contamos con plantas de Aguas Ácidas, Oxigenados, Isobutano, Mesclado de Gasolina, Merox, entre otras, pero la joya de la corono es la planta (FCC), que significa Fraccionamiento de Caraqueo Catalítico. Puesta esta planta de (FCC), está a media máquina, y esta realidad es grave para la refinería”, esgrimió Silva.
En torno a esta misma realidad, Silva puntualizó “Tenemos entendido que la nueva junta directiva del Palito, está haciendo lo imposible por reactivar la operatividad de la planta, pero repito, no estamos operando de manera óptima, nosotros deberíamos estar refinando 140 mil millones de barriles diarios de gasolina y solo podríamos llegar a 40 mil”.
“En este instante está fondeado un tanquero de origen mexicano, con 3 millones de litros de gasolina, para el consumo interno, esta cantidad no abastece el mercado interno y todavía estamos esperando que llegue la gasolina rusa que supuestamente proviene de Róterdam en Holanda”, afirmó el técnico y representante gremial.
Sobre esta misma realidad, Silva se pregunta: “En medio de la cuarentena nacional, ¿Dónde queda el respeto a los derechos laborales en seguridad industrial de nuestro personal operativo? Desde la columna obrera del Movimiento REDES, revindicamos los derechos de nuestros compañeros obreros”.

LA REALIDAD DE LA GEOPOLÍTCA PETROLERA

Es importante destacar, que las cifras no oficiales que se exponen sobre el tema petrolero, obedecen a la lógica del análisis interpretativo de la realidad, como afirmó Silva “son estimaciones o acercamiento en cifras, sobre la base de la crisis petrolera que tenemos en el presente producto de la baja demanda y el excedente del petróleo a escala internacional que gira en los 15 millones de barriles según las estimaciones mundiales”
Sobre esta misma realidad, Horacio Silva, enfatizó de forma pedagógica que: “Nuestra empresa está tan decaída, que ni siquiera estamos produciendo los aditivos necesarios para refinar nada. Se estima que ni siquiera estamos produciendo el Nafta suficiente que urge nuestra empresa petrolera para hacer posible el proceso de refinación petrolera. Para el año 2005 llegó a la cifra récor de producir hasta 3 millones de barriles diarios de petróleo, ahora con milagro llegamos a los 700 mil barriles de crudo, estamos generado el 15% de nuestro aporte real al mercado mundial, me pregunto: ¿Cómo quedará Venezuela con los nuevos recortes que se proponen en la Opep+, si ni siquiera estamos produciendo el petróleo base para el consumo interno de gasolina?” subrayó en términos interrogativos Silva.

¿Y EL MERCADO PETROLERO GLOBAL?

“Con relación al mercado mundial, nuestro barril petrolero está cotizado en el mercado de ahora, sobre la base de una estimación de 16,91 dólares, y el de la Faja en un promedio de 20 dólares, todo esto debido a que presenta un (API) American Petroleum Institute como medida de densidad petrolera elevada, es decir un petróleo extra pesado, cuando el valor de petróleo gira entre los 32 a 23 dólares a escala global en el presente histórico; la calidad de nuestro petróleo es de baja competitividad en el mercado mundial por su mismo grado elevado de (API)” resaltó el técnico de instrumentación y control.
En medio de esta realidad, tanto local como global, el analista gremial, recordó que nuestra “crisis de hidrocarburos” se debe en gran medida “porque nuestros complejos refinadores, como El Palito, José, Amuay y Punto Cardón (CRP), están sufriendo un proceso de desmantelamiento generalizado; el gobierno está tratado de armar una refinería desmantelando las demás, esto trae como consecuencia, el triste colapso por episodios de nuestra decaída industrial”.
“La supuesta llegada de un buque tanquero preveniente de Rusia, no se ha cristalizado, son supuestamente 2.13 millones de barriles de gasolina que llegarán dentro de poco al país, pero hasta el presente son puro supuestos, hasta el presente no tenemos pruebas evidentes de esta nueva importación de gasolina, que ayudaría a mitigar el nivel de demanda que se evidencia en las largas colas para recargar los vehículos de combustible” argumentó Silva.
En medio de la cuarentena nacional, Silva recordó que: “Ahora en medio de nuestra terrible realidad no tenemos ni petroquímica derivada de nuestra industria; antes producíamos la base para el aceite de vehículos, del tipo mineral, no sintético ni semi-sintético, pero ahora por la paralización de nuestra industria y la partida de las empresas privadas que operaban en el país sobre esta área, como fue el caso de Shell y Benoco, deteriora aún más el escenario nacional, tanto así que desde hace ya tiempo estamos importando aceite para vehículos con algunas deficiencias para el consumo interno” resaltó Silva.
“Sobre el caso del Gas Doméstico Propano, también presenciamos otra tragedia, se tiene estimado que solo PDVSA-Gas, está generando una capacidad nula de distribución y comercialización del vital gas para la vida cotidiana de todos los venezolanos”, Aseveró Silva.
“Es sano aclarar, que el gas que quema los mechurrios es parte de la operación regular de los complejos refinadores del país, es Propano, pero en su mayoría no es el mejor gas para el consumo doméstico” Añadió Silva.

VENEZUELA LA OPEP Y EL MERCADO INTERNACIONAL

“Me parece curioso que ahora con esta crisis mundial del coronavirus y la caída de los precios petroleros, el presidente de los Estados Unidos, Donal Trump, realice un llamado a la Opep+, a recuperar los precios, cuando él siempre ha desconocido la institucionalidad de esta organización con relación al tema petrolero mundial, me pregunto: ¿Será que el negocio petrolero ahora no es rentable para los EE.UU?” resaltó en tono reflexivo el técnico y gremialista obrero.
“Tenemos entendido que miembros no Opep, como México y EE.UU., llegaron a un acuerdo de reducir 250 mil barriles diarios para promover la estabilización de los precios, pero, dónde está el pronunciamiento del resto de las naciones no Opep, como es el caso de Canadá y Noruega”, cuestionó Silva.
Sobre este mismo escenario, Silva destacó que: “Al parecer, la nueva geopolítica mundial dicta, que EE.UU. en sociedad con Arabia Saudita, y en competencia franca con Rusia, dominan actualmente, las geopolíticas petroleras a escala mundial, con la poca participación de la Opep, caso Venezuela en esta nueva guerra de precios por el barril petrolero en franca picada”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *